Se supone que...

Se supone que no debería atreverme a esta aventura: un blog donde las palabras navegan en un guiso de ambigüedades. Un guiso en el que las ausencias soberbias y la arrogancia supina de una lexicografía tonta y cursi aflorarán en cada oración, en cada recodo de mi pobre y previsible expresión metafórica.
Pero siento la necesidad de otro canal donde mis sentidos se bifurquen, atornillen o maceren. Un canal donde las entrañas puedan mostrarse sin piedad, sin convencionalismos avaros de obsecuencias o calcomanías culturales que no me motivan y vanamente tratan de encorsetarme.

Bienvenidos a este vuelo rasante donde los planetas chocarán y la mutación de los sentidos estará en la mira de los Dioses y Diosas.

jueves, 13 de agosto de 2015

Asfalto

Pego en el asfalto la mirada
se apagan las risas y las dudas
te invito a pensarme, quiero que me pienses como lo hacías antes
cuando la historia era diaria, las caricias meticulosas
una construcción sin prisas

Pero en el asfalto la mirada
y las lágrimas, y las broncas
porque ya no sos mía.
Y me entran las dudas porque no sé si alguna vez lo fuiste
ahora que recuerdo no consigo figurarme que me querías.

Pero en el asfalto la mirada
y sé que ya te fuiste. De mi vida, de mis voces.
Ahora tengo otros rumbos, otra piel que me cubre
hay otro ser que ocupa mis días.
Detesto usar el tiempo pasado, pero no tengo alternativa. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario