Se supone que...

Se supone que no debería atreverme a esta aventura: un blog donde las palabras navegan en un guiso de ambigüedades. Un guiso en el que las ausencias soberbias y la arrogancia supina de una lexicografía tonta y cursi aflorarán en cada oración, en cada recodo de mi pobre y previsible expresión metafórica.
Pero siento la necesidad de otro canal donde mis sentidos se bifurquen, atornillen o maceren. Un canal donde las entrañas puedan mostrarse sin piedad, sin convencionalismos avaros de obsecuencias o calcomanías culturales que no me motivan y vanamente tratan de encorsetarme.

Bienvenidos a este vuelo rasante donde los planetas chocarán y la mutación de los sentidos estará en la mira de los Dioses y Diosas.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Perder la Magia

La magia se fue
me dejó sola con mi angustia y dolor.

La magia se marchó solemne y en su huida contrajo mi mundo a una sola superficie
a la plana ausencia de lo que ya no puedo describir sin que me cause tristeza
al tipo de tristeza que me desapega de lo fantástico, los sueños, las metas y proyectos

Ya estoy en el día a día
en la hora tras hora
en la grieta de murmullos
en la inmensidad de este mundo que ya no es mío
en el averno insoportable de la normal calumnia

La magia se fue
se marchó gritando y sofocada por tanto barullo
tanta afrenta a la nada original caída libre ruidosa donde todos meten diente
bienvenidos al festín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario