Se supone que...

Se supone que no debería atreverme a esta aventura: un blog donde las palabras navegan en un guiso de ambigüedades. Un guiso en el que las ausencias soberbias y la arrogancia supina de una lexicografía tonta y cursi aflorarán en cada oración, en cada recodo de mi pobre y previsible expresión metafórica.
Pero siento la necesidad de otro canal donde mis sentidos se bifurquen, atornillen o maceren. Un canal donde las entrañas puedan mostrarse sin piedad, sin convencionalismos avaros de obsecuencias o calcomanías culturales que no me motivan y vanamente tratan de encorsetarme.

Bienvenidos a este vuelo rasante donde los planetas chocarán y la mutación de los sentidos estará en la mira de los Dioses y Diosas.

sábado, 5 de agosto de 2017

Muy al sur

el viento
ese viento

el viento y el frío que atragantan
mientras la mirada se posa embelezada ante el musgo helado

y las hojas que yacen o bailan
 y caen ante el lente hambriento
buscando respuestas, o quizás preguntas
de por qué esas musas, de por qué ese sensible bosquejo de la lejanía
remembranza de la tierra, esa tierra querida que inspira
allá en el sur
muy al sur

que son papel, engrudo, acertijo
bailarinas, corceles, formas
las manos expertas cantan y danzan
siempre mirando hacia atrás
a la niñez curiosa que crecía mientas el aire soplaba
frente al estrecho
frente al útero primigenio

papel y engrudo maridados y exquisitos
aglutinados, embellecidos y transformados en Arte, Formidable Arte
Arte de mezclar, jugar, empastar, cortar, pegar
deshacer y volver a crear
volver
siempre volver
al sur
muy al sur

viernes, 28 de julio de 2017

Don Alfredo

Recostado contra la mesa
sus manos expertas buscando signos
de un malestar esquivo, una nota mal sonada,
o la escala trabajada en clavijas atoradas
siempre hurgando en las entrañas
de acordeones mutuos o ajenos,
para rancheras gringas o valses güeros
tan lejanos como la tierra amada.

Trabajando y trabajando
pensando en la música y sus acordes, sus melodías y bemoles
don Alfredo sigue y sigue con sus herramientas
mentando y calando, arreglando y ajustando
cada nota, cada pulsador, cada soplo de aire medido y querido.
Sus manos expertas medican con pericia, escuchan con astucia
diagnostican con saberes acumulados en medio siglo
de vivir con la música, de vivir para la música
y por lo que se aprende en tantos años,
de tanto tocar, tanto escuchar, tanto aguantar

Don Alfredo es música norteña
aquella del chicano y el que cruza
la del recién llegado y el que ya no habla español pero se acuerda de sus raíces
de su historia y de su sangre picante como el chile
alma de pueblo valeroso
sangre de sudor, tezón de coraje, temple inquebrantable
vísceras sufridas por tanto sacrificio y tanto esfuerzo
y aquella gloria escapada en noches de festejos y algarabías.

Y mientras miro su pequeño taller de reparación de acordeones
me viene a la mente un corazón latiendo
un acordeón desbancado y ofrecido a la vista
sin sonidos pero con la belleza intacta
porque sigue sonando, sigue soplando
entra y sale el aire por sus fuelles
entra y sale la magia de don Alfredo que lo devolverá ya listo
para deleitar el universo.

miércoles, 5 de julio de 2017

Motores en silencio

Qué extraño es poder tocar motores en silencio
saborearlos como nubes u hojas de otoño
simples, sofisticados, pulidos o gastados
ofrecidos a quienes oteamos en sus entrañas buscando historias

Historias de personas simples que viven para ese motor

ese auto
impoluto, brilloso, potente, formidable
ese auto
que con sus chapas y hierros y olor a nafta despierta admiración y nostalgia
nostalgia de cuando los autos tenían alma
y el alma corría libre por la carretera

Los cables, las bujías, los cilindros, la caja
los pistones, el carburador, el burro de arranque
todo es protagonista
todo es melancolía
todo el sonrisas cómplices y odas de maravilla

Historias de cuando el viento en la cara fue sinónimo de belleza

Quedan estos sesgos, estos bosquejos y la valentía
de ser dignos en este mundo de trivialidades donde la imagen es la tirana
la soberana y bastarda anuladora de sueños
y donde el instante ya es pasado aún cuando no es pasado
quedan, eso sí, estos motores en silencio.

viernes, 23 de junio de 2017

Yo mismo


Escondido, aturdido, desmerecido
condenado, mutilado, enervado, succionado
manoseado, carcomido, podrido, mantenido
sangrado, estropeado, mal comido

Miserable, intratable, infumable, insoportable
excrecable, contaminante, cobarde
desagradable, condenable, retornable
maleable, malipulable, insultante

Amoral, disfuncional, coral
anormal, floral, celestial
vincular, visceral, colateral
tonal, carnal, mineral

Cinismo, proteccionismo, comunismo
cataclismo, servilismo, manierismo
segregacionismo, antagonismo, itsmo
uno mismo, el mismo, yo mismo. 

jueves, 22 de junio de 2017

La inmensidad de la nada

Solo estoy tipeando
en la inmensidad de la nada
fresca y divina, oscura diosa
engalanada de vapores y lunas

Solo estoy en la renuente atmósfera
pidiendo ayuda, gritando de furia
simulo cantar y ser feliz
pero en el fondo todo se desmorona

Solo soy una enferma inconformista
adúltera, perversa
mentirosa y mezquina
que no brinda ni oye

Solo quiero no ser mas que un grano de arena en la inmensidad
Solo deseo ser libre, y con mi libertad hacer lo que me viene en gana
Solo pienso en qué pasará, cómo me irá, sin mirar al de al lado
¿ por qué hacerlo ? Si solo soy yo tipeando en la inmensidad de la nada.

viernes, 19 de mayo de 2017

Cristal

Cristal de cielo
cristal de luna
cristal que vuelve y se dobla
se funde y retuerse
regresando para ser

Cristal de vida
cristal de muerte
cristal de corte y peste
se comprime y rememora
sanando en la sed

Cristal de roca
cristal de soda
cristal que opaca y pule
se esfuma y penetra
regresando triunfal

viernes, 14 de abril de 2017

El aire

El aire pega en la cara y en la frente
y en los labios luminosos y en su suerte
y en la ferviente gloria de héroes y creadores
el aire siempre, el aire diáfano

El aires pega donde no lo esperamos
y lo robamos en caso de falta o escasez
o lo usurpamos y degollamos, tan crueles
o degradamos hasta el infinito

El aire se mueve y retuerce
se contrae y languidece
se entumece y alivia en su terquedad
opíparo de gotas de lluvia, como la sed.