Se supone que...

Se supone que no debería atreverme a esta aventura: un blog donde las palabras navegan en un guiso de ambigüedades. Un guiso en el que las ausencias soberbias y la arrogancia supina de una lexicografía tonta y cursi aflorarán en cada oración, en cada recodo de mi pobre y previsible expresión metafórica.
Pero siento la necesidad de otro canal donde mis sentidos se bifurquen, atornillen o maceren. Un canal donde las entrañas puedan mostrarse sin piedad, sin convencionalismos avaros de obsecuencias o calcomanías culturales que no me motivan y vanamente tratan de encorsetarme.

Bienvenidos a este vuelo rasante donde los planetas chocarán y la mutación de los sentidos estará en la mira de los Dioses y Diosas.

Yo soy uno de los amigos de Graciela ( 2005 ) Ediciones El Escriba

Mi primer novela publicada forma parte de una trilogía dedicada al barrio de mi infancia: Ramos Mejía. Aquí, en esta primera parte se delinean personajes un tanto bizarros peor cuya visión de la vida excede ampliamente la ficción.
La escribí en tiempo record: un mes. Para ser mas exacta diciembre de 2000.
Al corregirla para su publicación corregí algunas fechas, quité muchas páginas para hacerla ágil y de fácil lectura pues la redacción en primera persona y la falta de diálogos quizás atentaban contra su candidez.
Es mi novela preferida, la mas lograda y la que mejores recuerdos me trae.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario